11/22/63, de Stephen King

11_22_63

★★★★★

Tengo una relación de amor-odio con Stephen King: sus libros o me encantan, como La milla verde, o me horrorizan como fue el caso de Carrie. Mucha gente me ha recomendado leer IT pero como es un poco ladrillo siempre lo he ido posponiendo.

De hecho, no supe desde la existencia de este libro hasta que estrenaron la serie protagonizada por James Franco. El hecho de que mis lecturas de King sean para mí de 5 estrellas o de una no me hizo esperar a leer el libro antes de ver la serie. Al contrario, decidí ponerme con la serie antes y si era buena ya leería el libro en un futuro muy lejano. No podía estar más equivocada. La serie me pareció buenísima y la historia me gustaba mucho. De hecho me gustó tanto que tener que esperar una semana para ver otro episodio me parecía una eternidad y por ello empecé a leer el libro. Me quejaba de que IT era un ladrillo, pero este libro no se queda atrás con sus más de 800 páginas. Sin embargo, eso no hizo más que acrecentar mis ganas de leerlo.

11907142_550916805062988_5373051285593028632_o

Pensé que el hecho de ver la serie me estropearía el libro porque claro, tampoco era cuestión de dejar la serie. Oh, sorpresa, se han pasado el libro por el forro. La verdad es que el principio es bastante clavado, pero luego se permiten unas licencias que van a más y más. Sin embargo, puedo llegar a entender que la adaptación de este mazacote podría ser lenta en el lenguaje audiovisual. Así que yo estaba contenta, podía tener mi serie y no me estropearía el libro.

¿De qué va este libro?

Jake Epping es profesor de inglés en el instituto de Lisbon Falls, Maine. Su vida es normal hasta que Al, el dueño del diner local, le descubre su secreto: puede viajar a 1960 a través de su despensa. Al ha viajado en más ocasiones, pero está enfermo y no puede seguir haciéndolo. Por ello, confía una misión a Jake: detener el asesinato del presidente J. F. Kennedy el 22 de noviembre de 1963 en Dallas, Tejas. Sin embargo, la tarea no será sencilla puesto que el pasado no quiere ser cambiado.

Opinión

El libro está narrado en primera persona por Jake. Empaticé con él desde el principio. Es una persona con problemas personales y que no cree nada de lo que le cuenta Al al principio. Y tienes unos toques sarcásticos en algún momento del libro que me hicieron reír. Me parece que el lector crece a la par que Jake durante el libro: de la desconfianza a experimentar el viaje al pasado, de no saber nada sobre ese mundo a ir atando cabos o razonar ciertos comportamientos. Podía entender perfectamente por qué reaccionaba de cierta forma en ciertas situaciones y también entendía las limitaciones a las que se enfrentaba (ay, el daño que nos ha hecho internet para buscar información). También aprendes a la vez que Jake – o George, nombre que adopta en el pasado -. Algo sabía del asesinato a Kennedy y lo que pasó con Oswald después pero puedo decir que he aprendido mucho sobre la época leyendo este libro aunque sea de ficción. También hay que destacar el trabajo de documentación de King y como hace que sientas estar en los años 60 según avanza la historia.

King te mantiene pegado al libro. Mi miedo era que en algún momento decayera y quisiera dejarlo, pero no ha pasado. La trama principal es el asesinato de Kennedy pero también existen subtramas alrededor de Jake que el autor entrelaza con maestría. En ningún momento sientes que haya algo que sobra. Además te narra todo con detalle fotográfico lo que te hace ver todo como si de una película se tratara. Mi miedo con los libros largos es que siento que muchos autores se pierden en explicaciones innecesarias. 11/22/63 es un  libro perfecto, ni sobra ni falta. Y ese final agridulce en la historia me dejó el corazón un poquito tocado.

En resumen, es un libro recomendable tanto para los amantes de King como de la ciencia ficción. King es más conocido por sus novelas de terror pero esta no se queda atrás.

Top 5 Wednesday – Libros que te intimidan.

Top 5 Wednesday es un grupo de Goodreads que propone un tema del que hacer un top 5 cada semana. No tengo en mente hacer esto todas las semanas, solamente aquellas en las que el tema me interese.

¡Vamos al lío! Creo que podríamos denominar este top 5 como “Libros ladrillo que quiero leer pero que luego me da pereza empezar” No sé por qué me dan pereza los libros grandes, porque aunque sepa que la historia me va a gustar me entra una desgana brutal. Sin embargo, como sé que este es mi punto débil me he propuesto leer unos cuantos libros gordos en 2016.

El primer libro es El temor de un hombre sabio. Gané este libro en un concurso de la Fnac cuando se publicó, es mi primer libro por leer en mi lista en Goodreads (desde 2012 está ahí). El primer libro me gustó, a secas. Sé que éste libro lo disfrutaré igualmente pero eso, me da pereza. Sin embargo este libro entra en una de las categorías de mi reto para este año, así que del 2016 no pasa.

Un caso aparte es David Copperfield. Yo de verdad que quería leer este libro hasta que la carrera se puso en medio. Y es que en primero de carrera nos mandaron leer Oliver Twist. Odio las lecturas obligatorias con toda mi alma así que no suelo tener ganas de leerlas. Muchas me acaban gustando pero en este caso ni me terminé el libro (y suspendí el examen, claro). El caso es que creo que Dickens podría gustarme si le doy otra oportunidad pero eso será en un futuro lejano.

Con IT el problema es más el autor que el hecho de que el libro sea gigante. Mi relación con Stephen King no es muy estable: o me encantan sus libros o los detesto. Pero el último que leí suyo, 11/22/63 (la reseña está al caer) me encantó en todos los aspectos y también era un poco tocho, así que el momento de leer IT está más cerca que antes.

 

La verdad es que nunca me había llamado la atención leer Guerra y Paz, pero vi el piloto de la serie de la BBC cuando lo estrenaron y me gustó. No vi más episodios porque no tengo tiempo para ver tantas series como antes pero despertó ese interés que antes no tenía por este libro y hacia la literatura rusa en general. Sin embargo, el haber leído poca literatura rusa anteriormente (creo que Lolita y ya) hace que no me sienta muy confiada. Tiempo al tiempo, acabará cayendo.

Y como en una entrada de este estilo mía no puede faltar una trampa, mi último libro es más bien un autor. Llevo mucho queriendo leer a Brandon Sanderson pero no sé por dónde empezar. Mucha gente me recomienda empezar por la saga Mistborn pero son 7 libros y ya tengo unas cuantas sagas a medias. Así que si tenéis alguna recomendación de por dónde empezar soy toda oídos (u ojos en este caso).

¿Vosotros tenéis libros que os intimidan? ¿Por cuál de los míos me recomendaríais empezar?

 

Wrap up: marzo 2016

2016-04-01 11.27.52.jpg

Este tipo de entradas están inspiradas en el blog Luminous words. Me gustó la idea para resumir diferentes aspectos del mes. Si no seguís su blog, hacedlo, que esta chica es un amor.

En general

Marzo ha sido un mes que ha pasado rápido. Aparte de trabajar, viajé a Nueva Orleans en las vacaciones que tenemos aquí por Pascua (que son 4 días de nada, pero menos da una piedra). He vuelto enamorada de esta ciudad y tengo muy claro que si me tocara la lotería viviría allí. Hace una temperatura ideal (pude ir en tirantes todo el día, lo cual es un serio contraste con Minnesota). Allí pude ver la casa donde vivió Faulkner: hoy en día es una librería y allí compré A streetcar named desire de Tennessee Williams, otro autor que vivió en el barrio francés. También descubrí su historia y pude escuchar mucho jazz. Siendo sincera, no es un estilo de música que me llamara la atención, pero a raíz de la visita le estoy empezando a coger el gustillo.

Lecturas

He leído bastante poco. No sé qué me pasa últimamente pero leo despacio y así de mal que voy con el reto de Goodreads.

En febrero empecé a leer Morning Star, el último libro de la trilogía escrita por Pierce Brown, pero lo abandoné en marzo. Lo he abandonado temporalmente: los dos primeros libros me gustaron pero quiero releerlos antes de volver a intentar leer éste. La razón es que estoy algo confundida con algún nombre y siento que tras la relectura todo irá como la seda. Sin embargo, el libro que empecé este mes y que espero terminar este fin de semana es 11.22.63 de Stephen King. Es sólo un libro, pero de más de 800 páginas, así que estoy satisfecha con este mes, aunque sea sólo una lectura. Empecé el libro tras empezar la serie, y me está encantando. Aunque la serie y el libro tengan cosas en común difieren en muchas otras, así que puedo ver la serie sin que me estropee el libro. Ya haré una entrada porque este tema da para largo.

Series

Puede parecer que el hecho de leer poco es culpa de la televisión, pero la verdad es que llevo al días muy pocas series.

La primera serie, como ya he dicho es 11.22.63 serie que termina el próximo lunes. Empezó gustándome lo suficiente para que necesitara leer el libro y así no tener que esperar una semana para saber lo que pasaba. Recomendable, como adaptación es criticable, pero como serie está bien. También he visto El ministerio del tiempo y aunque no estaba muy contenta con el hecho de que metieran un personaje nuevo, Pacino, ahora no puedo vivir sin él. Me está gustando más esta temporada que la primera y esperemos que haya una tercera. Me vicié con Daredevil el mismo fin de semana que la estrenaron, sí, soy culpable. Me gusta mucho esta serie y el hecho de que aparezca The Punisher es un plus para mí. Aunque he de decir que aún tengo que ver el último episodio. Soy así, no intentéis entenderme. Y por último, otra de las series que llevo al día es Grey’s Anatomy. Esta temporada no me está gustando demasiado pero es mi guilty pleasure y no me avergüenzo de decirlo. A veces necesitas un poco de drama en tu semana.

Y eso es todo por este mes. Abril se presenta sin viajes en el horizonte y leyendo otro libro grandote Dragonfly in Amber para verme la segunda temporada de Outlander. Así no avanzo con mi reto de libros, pero le estoy dando un empujón al número de páginas leídas.