Top 5 Wednesday – Libros que te intimidan.

Top 5 Wednesday es un grupo de Goodreads que propone un tema del que hacer un top 5 cada semana. No tengo en mente hacer esto todas las semanas, solamente aquellas en las que el tema me interese.

¡Vamos al lío! Creo que podríamos denominar este top 5 como “Libros ladrillo que quiero leer pero que luego me da pereza empezar” No sé por qué me dan pereza los libros grandes, porque aunque sepa que la historia me va a gustar me entra una desgana brutal. Sin embargo, como sé que este es mi punto débil me he propuesto leer unos cuantos libros gordos en 2016.

El primer libro es El temor de un hombre sabio. Gané este libro en un concurso de la Fnac cuando se publicó, es mi primer libro por leer en mi lista en Goodreads (desde 2012 está ahí). El primer libro me gustó, a secas. Sé que éste libro lo disfrutaré igualmente pero eso, me da pereza. Sin embargo este libro entra en una de las categorías de mi reto para este año, así que del 2016 no pasa.

Un caso aparte es David Copperfield. Yo de verdad que quería leer este libro hasta que la carrera se puso en medio. Y es que en primero de carrera nos mandaron leer Oliver Twist. Odio las lecturas obligatorias con toda mi alma así que no suelo tener ganas de leerlas. Muchas me acaban gustando pero en este caso ni me terminé el libro (y suspendí el examen, claro). El caso es que creo que Dickens podría gustarme si le doy otra oportunidad pero eso será en un futuro lejano.

Con IT el problema es más el autor que el hecho de que el libro sea gigante. Mi relación con Stephen King no es muy estable: o me encantan sus libros o los detesto. Pero el último que leí suyo, 11/22/63 (la reseña está al caer) me encantó en todos los aspectos y también era un poco tocho, así que el momento de leer IT está más cerca que antes.

 

La verdad es que nunca me había llamado la atención leer Guerra y Paz, pero vi el piloto de la serie de la BBC cuando lo estrenaron y me gustó. No vi más episodios porque no tengo tiempo para ver tantas series como antes pero despertó ese interés que antes no tenía por este libro y hacia la literatura rusa en general. Sin embargo, el haber leído poca literatura rusa anteriormente (creo que Lolita y ya) hace que no me sienta muy confiada. Tiempo al tiempo, acabará cayendo.

Y como en una entrada de este estilo mía no puede faltar una trampa, mi último libro es más bien un autor. Llevo mucho queriendo leer a Brandon Sanderson pero no sé por dónde empezar. Mucha gente me recomienda empezar por la saga Mistborn pero son 7 libros y ya tengo unas cuantas sagas a medias. Así que si tenéis alguna recomendación de por dónde empezar soy toda oídos (u ojos en este caso).

¿Vosotros tenéis libros que os intimidan? ¿Por cuál de los míos me recomendaríais empezar?

 

Wrap up: marzo 2016

2016-04-01 11.27.52.jpg

Este tipo de entradas están inspiradas en el blog Luminous words. Me gustó la idea para resumir diferentes aspectos del mes. Si no seguís su blog, hacedlo, que esta chica es un amor.

En general

Marzo ha sido un mes que ha pasado rápido. Aparte de trabajar, viajé a Nueva Orleans en las vacaciones que tenemos aquí por Pascua (que son 4 días de nada, pero menos da una piedra). He vuelto enamorada de esta ciudad y tengo muy claro que si me tocara la lotería viviría allí. Hace una temperatura ideal (pude ir en tirantes todo el día, lo cual es un serio contraste con Minnesota). Allí pude ver la casa donde vivió Faulkner: hoy en día es una librería y allí compré A streetcar named desire de Tennessee Williams, otro autor que vivió en el barrio francés. También descubrí su historia y pude escuchar mucho jazz. Siendo sincera, no es un estilo de música que me llamara la atención, pero a raíz de la visita le estoy empezando a coger el gustillo.

Lecturas

He leído bastante poco. No sé qué me pasa últimamente pero leo despacio y así de mal que voy con el reto de Goodreads.

En febrero empecé a leer Morning Star, el último libro de la trilogía escrita por Pierce Brown, pero lo abandoné en marzo. Lo he abandonado temporalmente: los dos primeros libros me gustaron pero quiero releerlos antes de volver a intentar leer éste. La razón es que estoy algo confundida con algún nombre y siento que tras la relectura todo irá como la seda. Sin embargo, el libro que empecé este mes y que espero terminar este fin de semana es 11.22.63 de Stephen King. Es sólo un libro, pero de más de 800 páginas, así que estoy satisfecha con este mes, aunque sea sólo una lectura. Empecé el libro tras empezar la serie, y me está encantando. Aunque la serie y el libro tengan cosas en común difieren en muchas otras, así que puedo ver la serie sin que me estropee el libro. Ya haré una entrada porque este tema da para largo.

Series

Puede parecer que el hecho de leer poco es culpa de la televisión, pero la verdad es que llevo al días muy pocas series.

La primera serie, como ya he dicho es 11.22.63 serie que termina el próximo lunes. Empezó gustándome lo suficiente para que necesitara leer el libro y así no tener que esperar una semana para saber lo que pasaba. Recomendable, como adaptación es criticable, pero como serie está bien. También he visto El ministerio del tiempo y aunque no estaba muy contenta con el hecho de que metieran un personaje nuevo, Pacino, ahora no puedo vivir sin él. Me está gustando más esta temporada que la primera y esperemos que haya una tercera. Me vicié con Daredevil el mismo fin de semana que la estrenaron, sí, soy culpable. Me gusta mucho esta serie y el hecho de que aparezca The Punisher es un plus para mí. Aunque he de decir que aún tengo que ver el último episodio. Soy así, no intentéis entenderme. Y por último, otra de las series que llevo al día es Grey’s Anatomy. Esta temporada no me está gustando demasiado pero es mi guilty pleasure y no me avergüenzo de decirlo. A veces necesitas un poco de drama en tu semana.

Y eso es todo por este mes. Abril se presenta sin viajes en el horizonte y leyendo otro libro grandote Dragonfly in Amber para verme la segunda temporada de Outlander. Así no avanzo con mi reto de libros, pero le estoy dando un empujón al número de páginas leídas.